martes, 20 de diciembre de 2016

Malvinas: el Gobierno rompe una política histórica y dialoga directamente con los kelpers

El Gobierno de Mauricio Macri dará un vuelco clave en las negociaciones por Malvinas al incorporar a los kelpers en las negociaciones sobre la restauración de vuelos entre el continente y las islas. Los kelpers también están interesados en avanzar con lo que planteó el comunicado conjunto firmado por la canciller Susana Malcorra en septiembre.

En la política exterior argentina hay una estrategia que lleva décadas en torno a la cuestión Malvinas: cualquier tipo de tratativa por el tema se encara directamente con Londres y no con los isleños, que no son considerados una "tercera parte" en el conflicto.

La política oficial desde hace décadas es que las Islas son ocupadas ilegalmente por los británicos por lo que, si bien se debe respetar el "modo de vida" de los habitantes de las islas, tal como lo marca la Constitución Nacional, no se contemplan sus "deseos", ya que se considera que rige la autodeterminación de esa población.


La novedad llegará hoy desde Londres, donde comienza una ronda de diálogo por la cuestión de reanudar los vuelos que conecten el continente con las islas.

El diario La Nación publicó que en la reunión estarán el flamante vicecanciller argentino, Pedro Villagra Delgado, su par británico, Alan Duncan; y "dos legisladores de las Malvinas que se sumarán al diálogo". Mike Summers, uno de los delegados de las islas que estarán en Londres, confirmó al diario que el propósito del encuentro es lograr un acuerdo para reanudar los vuelos a las Malvinas.

"Queremos que se cumpla con los compromisos de la declaración conjunta de septiembre, donde se acordó que la Argentina no tenía ninguna objeción al plan de reanudación de vuelos", señaló Summers, quien de acuerdo a la versión participaría del diálogo bilateral con la Argentina.

Actualmente, las islas tienen una única conexión aérea comercial semanal con Punta Arenas, a cargo de LAN Chile. Una vez por mes, uno de esos vuelo semanales hace escala en Río Gallegos.

La intención de Londres -y de los isleños- es ampliar la oferta de vuelos al continente para lograr una mayor y más rápida conectividad.

Los kelpers también están interesados en avanzar con lo que planteó el comunicado conjunto firmado por la canciller Susana Malcorra y Duncan en septiembre: levantar las sanciones que las leyes argentinas fijan para empresas que exploten recursos naturales en la zona del  Atlántico Sur que controla Gran Bretaña.