martes, 18 de julio de 2017

Observatorio Malvinas, en contra del convenio entre Argentina y Gran Bretaña

El Consejo Asesor rechazó el tratado bilateral que fue ratificado por el canciller Faurie y que le permite al Reino Unido explotar los recursos naturales de las islas. El ente considera que el petróleo, la pesca y la riqueza submarina pertenecen al patrimonio argentino.

USHUAIA.- El Consejo Asesor del Observatorio de la Cuestión Malvinas expresó su rechazo al tratado bilateral entre Argentina y el Reino Unido. Este convenio de cooperación fue ratificado por el nuevo canciller argentino Jorge Faurie.

El Municipio de Río Grande, a través del subsecretario de Modernización e Innovación, Andrés Dachary, planteó su disconformidad con el acuerdo por considerar que los recursos naturales del área pertenecen a la Argentina y no pueden ser parte de un convenio con el país que está usurpando las islas Malvinas.
El acuerdo cuestionado incluye la reanudación de los vuelos del continente a las islas Malvinas y la explotación conjunta de pesca e hidrocarburos en la zona marítima del conflicto.


“No podemos decir que el petróleo, la pesca y toda la riqueza submarina, no pertenece al patrimonio nacional y que no forman parte de nuestra soberanía”, argumentó Dachary y señaló que el acuerdo parte “de no entender a esa riqueza como perteneciente a la soberanía”.

Durante la última sesión del Observatorio, todos los consejeros coincidieron en recomendar al Gobierno provincial la necesidad de que exprese la preocupación fueguina en este tema. “Todo coincidimos que se tiene que hacer oír la voz de la provincia”, señaló el representante del Municipio de Río Grande en el Consejo Asesor que además integran el Gobierno provincial, los municipios de Ushuaia y Tolhuin, la Legislatura y los concejos deliberantes, centros de veteranos de guerra y partidos políticos.

Los consejeros entendieron que el tratado bilateral “colisiona con uno de nuestros máximos preceptos constitucionales, como es la cláusula transitoria primera, se instituye el reclamo Malvinas con rango constitucional”.

El rechazo al convenio quedó asentado en un documento que se remitió al Gobierno de Tierra del Fuego con las recomendaciones pertinentes en defensa de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas y espacios circundantes.