jueves, 7 de junio de 2018

Malvinas: la OEA aprobó por aclamación el reclamo argentino

Además, se reiteró "la necesidad" de que se reanuden las negociaciones con Gran Bretaña.

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró este martes que el reclamo argentino sobre la cuestión de las islas Malvinas configura "un tema de interés hemisférico permanente" y reiteró "la necesidad" de que se reanuden las negociaciones con Gran Bretaña para encontrar una solución pacífica a la controversia.

En una declaración aprobada por aclamación, la institución continental reafirmó "la necesidad de que los gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido reanuden, cuanto antes, las negociaciones sobre la disputa de soberanía, con el objeto de encontrar una solución pacífica a esta prolongada controversia".

Qué dijo Faurie

Previamente, ante el plenario de ministros y delegados reunidos en Washington, el canciller argentino, Jorge Faurie, enfatizó que la OEA "conoce los antecedentes tanto históricos como jurídicos que sostienen nuestros derechos".
El jefe de la diplomacia argentina reiteró que "el paso del tiempo no ha disminuido en lo más mínimo la validez de nuestro reclamo ni la firmeza de nuestra convicción de que esta prolongada controversia de soberanía debe llegar a su fin y para ello resulta imprescindible que con espíritu constructivo y positivo, reanudemos las negociaciones".

Faurie resaltó que "la cuestión de las islas Malvinas fue, es y será un tema central para todos los argentinos".

Sostuvo también que "la Constitución nacional expresa que la recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del derecho internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino. Este objetivo trasciende los gobiernos y constituye una verdadera política de Estado en la que convergen todas las fuerzas políticas argentinas".

El canciller argentino afirmó que "nuestra región debe seguir siendo una zona de paz y diálogo entre las naciones. Ese es el deseo de la Argentina, compartido por todos los países aquí representados. Por ello abogamos por resolver a través del diálogo esta controversia de soberanía irresuelta en nuestro hemisferio americano. Tenemos el compromiso y la responsabilidad de hacerlo de manera pacífica y encontrando una solución definitiva para la cuestión Malvinas".